pixelfacebook

Focaccia casera italiana de tomate y aceitunas
COCINA INTERNACIONAL, ENTRANTES Y TAPAS, PAN Y MASAS

Focaccia de tomates y aceitunas | Trucos para una focaccia italiana perfecta

Hoy os traigo mi receta de focaccia italiana casera. Se trata de una focaccia de tomates y aceitunas rellenas de cebollitas, aderezada con romero fresco, un buen aceite de oliva virgen extra y sal gorda.

Os aseguro que si seguís me receta paso a paso os quedará una focaccia de tomates cherry y aceitunas perfecta, crujiente por fuera y muy esponjosa por dentro. ¡Deliciosa!

Focaccia casera italiana de tomate y aceitunas

La focaccia es una receta tradicional italiana. Se trata de un pan plano salado. Suele servirse con aceitunas, tomates cherrys, romero, albahaca, cebolla, o incluso queso mozzarella sin lactosa.

Si hemos ido a comer a algún restaurante italiano, seguramente la habremos comido servida en palitos de focaccia casera. O incluso cortada por la mitad y rellena de jamón, queso, rúcula, o de lo que queramos rellenarla. Aquí os dejo también otras recetas italianas sin lactosa.

Focaccia casera italiana de tomate y aceitunas

No es una receta de focaccia italiana rápida ni excesivamente fácil, pero si seguís mi receta paso a paso de esta focaccia de tomates cherry y aceitunas rellenas de cebolitas os quedará deliciosamente rica, y sorprenderéis a vuestros amigos y familia.

Si no os gustan los tomates cherry sobre la focaccia, podéis ponerle jamón, fuet, salchichón, o hacer una focaccia de verduras exclusivamente. Yo uso romero fresco porque me encanta la combinación y el sabor que le da a la focaccia, pero podéis usar albahaca, orégano o cualquier otra hierba que os guste.

Focaccia casera italiana de tomate y aceitunas
Focaccia casera italiana de tomate y aceitunas

Trucos para conseguir una masa de focaccia italiana perfecta


  1. Cantidad de agua: La masa puede admitir más o menos agua en función de varios factores como la humedad ambiente, la altitud a la que nos encontremos, etc. En verano la hice y con 200 ml. de agua fue suficiente para que la masa quedara elástica, sin embargo en noviembre la he vuelto a hacer y he necesitado 240 ml. 
  2. Amasado: Podemos amasar a mano (unos 10 minutos) o con un robot amasador (unos 5 minutos). Si nos queda la masa demasiado pegajosa, ponemos harina en la encimera y boleamos la masa sobre ella hasta que adquiera más consistencia. Lo importante es que quede una masa elástica y algo corrediza.
  3. Levadura: Podemos usar tanto levadura liofilizada (seca de panadería) o levadura fresca. La cantidad será distinta si usamos una u otra. Pero en ambas es recomendable disolverlas en agua tibia (calentada 30 segundas al micro). Eso junto a media cucharada de azúcar facilitará que la levadura se active y fermente mejor.
  4. Fermentación: el levado de la masa ha de hacerse dos veces, en un lugar de la casa que no sea frío (lo ideal es que tenga una temperatura ambiente de unos 25ºC aproximadamente). Yo simulo una cámara de fermentación en el horno. Lo caliento a 50ºC, luego lo apago y meto la masa para fermentar en el horno ya apagado. Al abrir la puerta del horno la temperatura habrá bajado, y conseguiremos una temperatura ideal para que la masa fermente un poco más rápido.
  5. Textura de la focaccia: para conseguir que quede crujiente por fuera, rociamos aceite de oliva por la superficie y también unas gotitas de agua (o mezclamos a partes iguales aceite y agua y pincelamos la superficie). Esto proporcionará humedad al hornearla y la masa quedará crujiente. Si no queremos que se dore demasiado, podemos cubrirla de papel de alumino en los últimos 5 minutos.
  6. Altura de la focaccia: a mí no me gusta que quede demasiado alta, pero tampoco es aconsejable que quede muy fina. Yo uso un molde de 28 x 21 cm. Después de la primera fermentación, al verter la masa sobre el molde engrasado, debemos estirarla por toda la superficie. Si vemos que la masa no llega a las esquinas, no hay que fozarla. Dejamos la masa reposar 5 minutos para que se relaje, y lo volvemos a intentar.
Focaccia casera italiana de tomate y aceitunas

Receta de focaccia de tomates cherry, aceitunas y romero

Aquí os dejo mi receta de focaccia italiana de tomates y aceitunas. La auténtica receta de focaccia casera con trucos para que quede perfecta. ¡Espero que la disfrutéis! Espero vuestros comentarios 🙂 🙂 🙂

5 de 1 voto
Focaccia casera italiana de tomate y aceitunas
Focaccia de tomates y aceitunas
Tiempo preparación
20 min
Tiempo cocción
25 min
Tiempo de fermentación
1 h 40 min
Tiempo total
2 h 25 min
 

Receta de la autentica focaccia italiana casera con tomates cherry, aceitunas rellenas de cebollitas y romero

Categoría: Entrantes, panes y masas
Cocina: Italiana
Raciones: 4 personas
Autor: Chef Orielo
Ingredientes
  • 7 g. Levadura seca de panadería o 20 g. de levadura fresca
  • 240 ml. Agua tibia aprox.
  • 1/2 cda. Azúcar
  • 350 g. Harina de fuerza
  • 1/2 cda. sal
  • 2 cdas. Aceite de oliva virgen extra
  • 3 Aceitunas verdes gordales rellenas de cebollitas
  • 5 tomates cherry
  • c/u sal gorda
  • c/u Aceite de oliva virgen extra
  • c/u Romero fresco
Elaboración
  1. Disuelve 7 gr. de levadura liofilizada en 240 ml. de agua1 tibia con 1/2 cda. de azúcar. El azúcar ayuda a la levadura a activarse.

  2. Forma un volcán con 350 gr. de harina de fuerza. Pon 1/2 cda. de sal en los bordes del volcán.

  3. Añade la levadura disuelta en el agua, y las 2 cdas del aceite de oliva virgen extra en el centro del volcán y mezcla todo.

  4. Amasa durante 5-10 minutos hasta conseguir una masa suave y elástica. Añadir harina poco a poco si fuese necesario. Es importante que quede una masa un poco pegajosa y elastica.

  5. Forma una bola con la masa y déjala reposar y fermentar en un bol engrasado y tapado con un paño durante 1 hora (o hasta que doble y triplique su volumen)

  6. Estira la masa en una bandeja engrasada y hunde ligeramente la superficie con las puntas de los dedos engrasadas de aceite. Si no estirase hasta las esquinas, dejar la masa 5 minutos para que se relaje antes de volver a intentarlo.

  7. Cubre la bandeja con un paño y deja la masa reposar unos 40 minutos más (hasta que duplique o triplique su volumen).

  8. Coloca los cherrys cortados a la mitad y las aceitunas rellenas laminadas, hundiéndolos ligeramente en la masa. Rocía por toda la superficie aceite de oliva virgen extra, unas gotitas de agua, ramitas de romero fresco y un poco de sal gorda.

  9. Hornea 20-25 minutos a 200ºC. Si empieza a tostarse demasiado por encima cubrir con papel de aluminio los últimos 5 minutos.

Mis notas

1º. La masa puede admitir más o menos agua en función de varios factores como humedad ambiente, altitud, etc. En verano la hice y con 200 ml. de agua fue suficiente, sin embargo en noviembre he necesitado 240 ml. 

Porque todos podemos llevar una vida #happysinlactosa

1 Comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares