pixelfacebook

Croquetas de jamón ibérico sin lactosa
ENTRANTES Y TAPAS, TRADICIONAL ESPAÑOLA

Croquetas de jamón ibérico sin lactosa

¡A todo el mundo le gustan las croquetas! Otra cosa es que la mayoría de veces no las podamos comer cuando salimos a comer fuera, o en casa de amigos porque tienen lactosa (sí, la bechamel del relleno se hace con leche…) Pero aquí están, por fin, unas estupendísimas croquetas de jamón ibérico sin lactosa para que aprendáis a hacerlas y no os quedéis nunca más con las ganas 🙂

He aprovechado el asalto al blog de Ana Barri, Gastroadikta y he vapuleado su cocina para la 5ª edición del Asaltablogs. Soy tan morboso que además, me he grabado en video jejeje pero como siempre en mis robos, uno es elegante y me baso en la receta para darle forma a mi estilo.

En este caso, he querido hacer unas croquetas de jamón sin lactosa con un roux ligero (de 100x100x1) ¿¿qué quiere decir eso?? que por cada litro de leche sin lactosa se añaden 100 gr. de grasa (aceite de oliva, margarina vegetal sin lactosa, o ambas) y 100 gr. de harina de trigo. Así salen unas croquetas de jamón tiernas, fáciles de comer, con el interior no demasiado espeso ni apelmazado.

Las croquetas de jamón son muy típicas en la gastronomía española, y sobretodo muy socorridas y eficientes. ¿Por qué? porque con toda la comida que nos ha sobrado – carne, pescado, marisco, verduras… – en vez de tirarla podemos hacer unas croquetas. Croquetas de pollo, croquetas de cocido, croquetas de gambas…. y yo, aprovechando que mi jamón ibérico se estaba agotando y ya está en su parte más durita… he decidido hacer con él unas deliciosas croquetas de jamón ibérico sin lactosa.

Las croquetas son muy socorridas porque cuando hago croquetas de jamón sin lactosa siempre congelo un montón en tuppers de unas 10 unidades. Así cuando te apetecen, tan sólo sacarlas del congelador, y tal cual congeladas, freírlas en abundante aceite a unos 170-180ºC 🙂

Eso sí, lo reconozco, hacer croquetas caseras de jamón ibérico sin lactosa es un poco coñazo si las haces solo. Sobretodo cuando haces un litro de leche sin lactosa para la bechamel y tienes que hacer casi 50 bolitas a mano jeje y luego pasar una a una por harina, huevo y pan rallado y freirlas. Es más divertido si os buscáis pinches de cocina y lo hacéis en equipo jaja. Aviso 😉

 

Receta de croquetas de jamón sin lactosa

 

Bueno, ahí va la video receta y la receta de las croquetas de jamón ibérico sin lactosa en versión imprimible paso a paso ¡Qué las disfrutéis!

 

Croquetas de jamón ibérico

Deliciosas croquetas de jamón ibérico caseras tradicionales y sin lactosa

Categoría: Entrantes
Cocina: Española
Autor: Orielo's Kitchen
Ingredientes
  • 1 litro leche sin lactosa
  • 100 gr. harina de trigo
  • 70 gr. aceite de oliva
  • 30 gr. margarina vegetal
  • 1 cebolla
  • 200 gr. jamón ibérico picado
  • nuez moscada
  • harina
  • 2 huevos
  • pan rallado
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra molida
  • sal
Elaboración
  1. Cortamos unos 200 gr. de jamón ibérico y lo picamos en la picadora muy bien. Reservamos.

  2. Picamos una cebolla en trocitos muy pequeños y la pochamos en una sartén con 70 gr. de aceite de oliva y 30 gr. de margarina vegetal a fuego medio bajo hasta que esté bien dorada y blandita.

  3. Incorporamos entonces el jamón picado y lo doramos un par de minutos con la cebolla.

  4. Incorporamos la harina de trigo y la tostamos unos minutos hasta que coja un color marroncito, así las croquetas no sabrán a harina cruda.

  5. Añadimos un poco de nuez moscada, sal y pimienta negra molida al gusto. Incorporamos poco a poco y en varias tandas el litro de leche que previamente habremos calentado. Vamos removiendo con unas varillas a medida que vamos incorporando la leche caliente, disolviendo bien la harina tostada.

  6. Cuando tengamos todo mezclado, tenemos que cocer bien la bechamel, durante al menos unos diez minutos a fuego medio, hasta que la masa se despegue bien de las paredes de la cacerola.

  7. Cuando está lista, la dejamos enfriar, la pasamos a un recipiente bien tapado con film y la reservamos en la nevera toda la noche.

  8. Al día siguiente ya podremos hacer las croquetas. Con la ayuda de dos cucharas o con las manos (o incluso con manga pastelera) le vamos dando la forma que queramos.

  9. Preparamos tres platos, uno con harina, otro con dos huevos batidos y otro con pan rallado, y por último una bandeja para ir colocando las croquetas ya empanadas. Pasamos la croqueta primero por harina, y pasando de una mano a otra quitamos el exceso de harina. Con dos tenedores la mojamos en huevo batido y por último por pan rallado. Cuando estén listas podemos congelar las que no vayamos a freír.

  10. En una sartén con abundante aceite de oliva o de girasol a 180ºC freímos las croquetas de tres en tres, para que no baje demasiado la temperatura del aceite. Cuando estén doradas por todos lados las sacamos a un papel absorbente y listas para comer.

Porque todos podemos llevar una vida #happysinlactosa

1 Comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares