pixelfacebook
Orielo's Kitchen®. Recetas sin lactosa.


Tarta charlotte o carlota de fresas sin lactosa
POSTRES SIN LACTOSA, TARTAS SIN LACTOSA

Tarta Carlota o Charlotte de fresas y mascarpone | sin horno y sin lactosa

Hoy os traigo mi versión particular de la tarta Carlota o Charlotte rellena de fresas y crema de mascarpone sin lactosa. Una tarta cuya mayor complicación es colocar bizcochos soletilla o savoiardi uno junto a otro. Es muy fácil y el resultado es espectacular.

¿Sabías que el nombre de esta tarta Charlotte se debe a Carlota de Mecklemburgo-Strelitz, consorte del rey Jorge III de Inglaterra? Y dirás, quién leches es esa… Bueno, pues seguro que te sonará más si te digo que es la reina mulata que aparece en la serie de los Bridgerton.

Tarta charlotte o carlota de fresas sin lactosa

Aunque en realidad, la tarta Carlota o tarta Charlotte se popularizó en la cocina francesa. Se trata de una tarta forrada de bizcochos soletilla, que no necesita horno y que se sirve fría. Puede ir rellena de infinidad de cremas, mousses (de fresa, de limón, de frambuesa…), mermeladas, alternando con capas de bizcochos.

Yo en este caso he querido hacer la tarta Carlota de fresas con una crema de queso mascarpone sin lactosa y nata sin lactosa. Antes de que acabe la temporada de fresas, ahora que empieza el verano, ¡todavía estás a tiempo de hacerla!

Tarta charlotte o carlota de fresas sin lactosa

Si no encontráis queso mascarpone en el supermercado, aquí os dejo mi receta de queso mascarpone sin lactosa casero, que también es muy fácil de hacer, y es con la que hice mi primer tiramisú sin lactosa.

Para forrar los laterales de la tarta Carlota de fresas, y para usar en el interior, suelen usarse bizcochos de soletillas también llamados vainillas o ladyfingers, que son blanditos. Pero yo prefiero usar los bizcochos savoiardi que son más duritos y son más fáciles de permanecer de pie. Además, me gusta más cómo estilizan la tarta Charlotte. Es por eso que es una tarta sin horno, pues ya usamos bizcochos preparados.

Es importante que no empapemos demasiado en la leche los bizcochos, al menos los de los laterales, porque si se humedecen demasiado luego podría desmoronarse la tarta al desmoldarla. Por eso, mucho gente de hecho presentar esta tarta atada con una cuerda o lazo a modo decorativo. Pero si seguís mis instrucciones, no hace falta ningún lazo ni cuerda para sostener los bizcochos.

Tarta charlotte o carlota de fresas sin lactosa
Tarta charlotte o carlota de fresas sin lactosa

Para hacer esta tarta Carlota de fresas sin lactosa estoy usando este molde desmoldable de 18 cm de diámetro por 10 cm de altura. Es perfecta para darle altura a los bizcochos, aunque seguramente tendremos que recortarles un poco la base para que se sostengan.

En cuanto a la cobertura de la tarta Carlota o Charlotte, podemos presentarla con fresas enteras, con frutos rojos, o incluso con fresas y chocolate. Pero a mi me gusta mucho poner las fresas a la mitad, tumbadas hacia abajo unas sobre otras, con una gran fresa enmedio, a modo de corona, para hacerle un guiño a la Reina Charlotte 😉

Y por último, para darle brillo a la cobertura y mantener bien unidas todas las frutas, hago una mermelada casera de fresas a la que le pongo gelatina. Os sorprenderá el resultado.

Tarta charlotte o carlota de fresas sin lactosa

Receta de la tarta Carlota de fresas y queso mascarpone sin lactosa

Aquí os dejo mi receta personal de la tarta Carlota o tarta Charlotte de fresas rellena de crema de mascarpone y fresas, sin lactosa, en video y en versión imprimible. Espero vuestros comentarios ¿De qué rellenaríais vosotros esta tarta?

Tarta Carlota o Charlotte de fresas y mascarpone sin lactosa

Receta francesa de la tarta Charlotte rellena de crema de mascarpone y fresas y rodeada de bizcochos soletilla

Raciones: 8 personas
Ingredientes
  • 400 g. bizcochos savoiardi o soletilla
  • 250 g. fresas aprox. para la decorar
Relleno de crema
  • 200 ml. nata para montar sin lactosa o crema para batir sin lactosa
  • 150 g. queso mascarpone sin lactosa
  • 60 g. azúcar glas
  • 300 g. fresas
  • 1 cdita. vainilla (opcional)
Jarabe de fresa brillante para la cobertura
  • 70 g. fresas
  • 35 g. azúcar
  • 2 cdas. agua
  • 1 chorrito jugo de limón
  • 1 hoja gelatina
Elaboración
  1. Para hacer la crema del relleno, añadimos en un bol el queso mascarpone, la nata muy fría, el azúcar glas y opcionalmente, una cucharadita de vainilla. Batimos con varillas eléctricas hasta que la crema esté bien montada.

  2. Picamos los 300 g. de fresas en trocitos pequeños y las mezclamos bien con la crema. Reservamos este relleno en la nevera cubierto con papel film.

  3. Para montar la tarta, primero tenemos que forrar las paredes de un molde desmoldable de 18 cm de diámetro, con 24 bizcochos savoiardi, mojados muy ligeramente en leche (que apenas empapen) y puestos de pie, con la cara azucarada hacia afuera.. Para ello tendremos que cortarle a todos la puntita redondeada de abajo. Primero cortamos uno y con esa misma medida cortamos el resto, para que se puedan quedar apoyados de pie y queden de la misma altura.

  4. Al ir poniendo los bizcochos de pie, tendremos que ir poniendo a la vez los bizcochos tumbados en la base, para que los de la pared no se caigan. Los bizcochos de la base sí los mojaremos un poco más en la leche. Llenamos los posibles huecos con trocitos de bizcocho mojados.

  5. Cuando tengamos la primera base, añadimos sobre ella la mitad del relleno de crema, extendiéndolo bien. Volvemos a añadir otra segunda capa de bizcochos mojados en leche, rellenando los posibles huecos con trocitos de bizcocho.

  6. Añadimos la otra mitad de la crema y cubrimos con una capa final de bizcochos mojados en leche.

  7. Quitamos el tallo a unas 14 fresas y las cortamos por la mitad. Las vamos colocando en la parte superior de la tarta, a modo decorativo. Excepto una fresa que la dejaremos entera hacia arriba para ponerla en el centro.

Jarabe brillante para la cobertura
  1. Picamos unos 70 g. de fresas y las ponemos en un cazo a fuego medio junto a la mitad de su peso en azúcar. Cuando se disuelva el azúcar añadimos dos cucharadas de agua y un chorrito de limón. Lo dejamos cocinando a fuego medio unos 5 minutos hasta que se deshagan las fresas y parezca mermelada.

  2. Añadimos una hoja de gelatina que ya habremos hidratado previamente en agua fría. Removemos y dejamos hervir unos segundos. Retiramos del fuego.

  3. Antes de que se enfríe el jarabe, pincelamos con él todas las fresas de la cobertura de la tarta para darle un aspecto brillante, rellenando especialmente los huecos entre las fresas.

  4. Refrigeramos la tarta toda la noche.

Videoreceta

Porque todos podemos llevar una vida #happysinlactosa

Escribe un comentario

Calificación de la Receta




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares