pixelfacebook

Ensalada de garbanzos y bacalao
BAJAS EN CALORÍAS, ENSALADAS, RECETAS DE SEMANA SANTA SIN LACTOSA

Ensalada de garbanzos con bacalao

Hoy os traigo una riquísima y fresca ensalada de garbanzos con bacalao, cebolla, huevo y pimentón, ideal para usar el bacalao y los garbanzos que nos han sobrado en Semana Santa. Y es que en España existe la tradición religiosa de no comer carne, especialmente en Jueves y Viernes Santo (y ya si somos muy estrictos, tampoco durante los viernes de Cuaresma).

En esta época hacemos muchas recetas en las que el bacalao es el protagonista (buñuelos de bacalao, bacalao con tomate, etc.) Es muy común el potaje de garbanzos con bacalao, de ahí que yo haya querido hacer mi propia versión en ensalada, con esta ensalada de garbanzos con bacalao. Una versión muy distinta de mi ensalada con naranja y bacalao o el remojón granadino.

 

Ensalada de garbanzos y bacalao

 

La ensalada de garbanzos con bacalao, huevo, cebolla y pimentón no es muy complicada de hacer y el resultado está delicioso. Es una ensalada muy saludable y completa, y es una manera distinta de comer legumbres, en este caso, garbanzos. Yo uso garbanzos ya cocidos de bote, pues me ahorro todo el tiempo de tenerlos en remojo y de cocerlos. Podemos darle un toque verde con unas horas de espinacas frescas, o bien salteadas.

En cuanto al bacalao, suelo comprarlo en lomos congelados ya desalados. Pero si compramos el lomo salado tendremos que desalarlo con antelación, dejándolos en remojo y cambiándoles el agua unas cuantas veces (depende del número de horas y depende del tamaño del bacalao). Para esta ensalada de garbanzos con bacalao con unos 2 lomos pequeñitos (unos 300 g.) será suficiente.

 

Ensalada de garbanzos y bacalao

Ensalada de garbanzos y bacalao

 

El bacalao yo lo cocino al microondas, en un táper con tapa de cierre hermético. Aunque también podéis hacerlo en la sartén. Después simplemente tendremos que desmigarlo y añadirlo a nuestra ensalada con los garbanzos, el huevo cocido y la cebolla cortados en trocitos.

También vamos a aderezar nuestra ensalada de garbanzos, bacalao, huevo cocido y cebolla con un aliño a base de un buen aceite de oliva virgen extra, vinagre y comino dulce (aunque si lo preferís podéis ponerle un toque de pimentón picante). La cebolla y el bacalao.

Y lo mejor es que esta ensalada de garbanzos con bacalao podemos conservarla perfectamente en un táper en la nevera, para la cena o para otro día. Los tápers de TATAY son geniales para eso, pues tienen un código QR que escaneándolo a través de la app Kronos, introduciendo una serie de datos (ingredientes, método de conservación, etc.), nos dice cuántos días podremos conservarlo tanto en la nevera como en el congelador, para evitar el tan frecuente malgasto de comida al acabar estropeándose por descuido.

En la siguiente videoreceta de ensalada de garbanzos con bacalao os explico mejor el funcionamiento de esta app y de los tápers de TATAY.

 

Ensalada de garbanzos y bacalao

 

Ensalada de garbanzos con bacalao

 

Aquí os dejo la receta y videoreceta de mi ensalada de garbanzos con bacalao, huevo, cebolla y pimentón para Semana Santa. ¡Espero que os guste!

 

5 de 1 voto
Ensalada de garbanzos y bacalao
Ensalada de garbanzos con bacalao

Ensalada de garbanzos con bacalao, cebolla, huevo y pimentón para Semana Santa

Categoría: Ensaladas, legumbres
Cocina: Healthy
Raciones: 2 personas
Ingredientes
  • 300 g. garbanzos cocidos
  • 150 g. bacalao desalado
  • 2 huevos
  • 1/4 cebolla
Aliño
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre
  • pimentón dulce
  • sal
Elaboración
  1. Si compramos el bacalao salado, tenemos que desalarlo introduciéndolo en un cuenco de agua fría y dejándolo en la nevera durante 2 días. Tenemos que cambiarle el agua cada 12 horas.

  2. Cocemos los huevos en agua hirviendo con vinagre durante 10-12 minutos. Los pelamos, cortamos uno en trocitos, y el otro en cuartos.

  3. Podemos cocinar un lomo bien al microondas en un recipiente con tapa (o tapado con papel film) durante 4 minutos con la piel hacia arriba, o en la sartén a fuego medio con aceite de oliva unos cuatro o cinco minutos por cada lado (depende del grosor del lomo), primero por el lado que no tiene piel.

  4. Cuando el bacalao se enfríe, le quitamos la piel y lo desmigamos con un tenedor.

  5. Cortaremos la cebolla en trozos pequeños.

  6. Podemos usar garbanzos de bote ya cociodos, que nos darán el mismo resultado y nos ahorramos el largo tiempo de cocción. Si no, tendremos que cocerlos hasta que estén tiernos.

  7. Mezclaremos todos los ingredientes en un bol, garbanzos, huevo, cebolla y bacalao y aliñaremos con aceite de oliva, vinagre, sal y un poco de pimentón dulce.

 

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Porque todos podemos llevar una vida #happysinlactosa

1 Comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares