Leche de almendras. Cómo hacer leche vegetal sin lactosa
BAJAS EN CALORÍAS, BÁSICOS SIN LACTOSA, BEBIDAS Y BATIDOS SIN LACTOSA, VEGETARIANAS Y VEGANAS

Leche de almendras | Cómo hacer leche vegetal sin lactosa

Con el año nuevo todos tenemos nuevos propósitos, y uno de los más comunes es bajar el peso que hemos ganado con todos los excesos navideños jeje. Es por eso que en un tiempo os voy a traer recetas bajas en calorías súper sanas. Empezando por enseñaros a hacer vuestra propia leche de almendras casera de una manera súper fácil.

 

Leche de almendras. Cómo hacer leche vegetal sin lactosa

 

La leche de almendras es en realidad una bebida vegetal, como pueda ser la leche de soja, la leche de avena, de arroz o de muchos otros cereales y frutos secos. Son bebidas sin lactosa y sin ningún derivado lácteo (sí, aunque se llame leche de almendras en realidad es una bebida sin leche), para aquellas personas que por alergia a la proteína de la leche de vaca (la caseína) no pueden tomar lácteos, o bien para aquellos que han decidido prescindir de la leche de vaca, sea o no leche sin lactosa. Veganos o detractores del consumo de leche en edad adulta.

 

Leche de almendras. Cómo hacer leche vegetal sin lactosa

 

Pero de entre todas las bebidas vegetales, a mi una de las que más me gusta es la leche de almendras, que además de ser sin gluten (apta para celíacos e intolerantes al gluten) y sin lactosa, es una bebida vegetal muy muy sana y nutritiva. Además, tiene menos calorías que la leche de vaca.

Muchas personas deciden no tomar lácteos porque las bebidas vegetales, como la leche de almendras, es más ligera y digerible, ya que no contiene lactosa. Recordemos que 1 de cada 3 españoles tiene intolerancia a la lactosa en mayor o menor medida. Incluso eligen este tipo de bebidas vegetales antes que la leche sin lactosa, bien por una filosofía vegana o porque piensan que tras el destete, los seres humanos no tenemos que consumir leche, y menos de otros mamíferos como las vacas. Es decir, no lo consideran natural. 

 

Leche de almendras. Cómo hacer leche vegetal sin lactosa

 

Aunque debemos saber que si decidimos no tomamos lácteos, debemos consumir el calcio de otros alimentos como almendras crudas, brócoli, espinacas, sardinas, anchoas, lentejas, nueces y otros muchos alimentos. Así como las vitaminas A, C y D que nos aporta la leche

Las bebidas vegetales como esta leche de almendras son una opción perfecta para las personas que no quieren o no pueden consumir leche de vaca, además podemos usarlas perfectamente en nuestra cocina, ya sean recetas saladas como en esta crema de zanahorias; o incluso postres en los que sustituimos la leche de vaca por cualquier otra bebida vegetal (de almendras, soja, alpiste, arroz, avena…), como en todas estas recetas de postres sin leche y sin lácteos.

 Leche de almendras. Cómo hacer leche vegetal sin lactosa

 

Propiedades de la leche de almendras

Son muchísimas las propiedades de la leche de almendras, apta para todas las edades, incluida en niños en fase de crecimiento. Si hacemos la leche de almendras casera es una bebida totalmente natural, vegetal, sin conservantes ni aditivos. Y dependiendo de cómo la endulcemos, tendrá más o menos calorías.

  • Es una bebida sin gluten: a diferencia de otras bebidas vegetales como la de espelta, bebida y kamut. Por lo que es apta para los celiacos e intolerantes al gluten.
  • Es ideal para después del ejercicio y cuando tenemos diarrea: la leche de almendras es alta en potasio que compensa la pérdida de electrolitos y minerales.
  • Ayuda a regular el nivel de colesterol: al ser una bebida vegetal, la leche de almendras no tiene colesterol, pero además contiene grasas saludables que reducen el colesterol total, lo cual es bueno para nuestro corazón.
  • Tiene menos calorías que la leche de vaca (cuidado con las bebidas vegetales comerciales con azúcares añadidos)
  • Es rica en fibra y vitaminas A, D y E, lo cual es bueno para nuestro sistema digestivo y regula el tránsito.

 Leche de almendras. Cómo hacer leche vegetal sin lactosa

 

¿Cómo hacer leche de almendras?

Otra de las grandes ventajas de la leche de almendras casera es que es muy fácil de hacer. Tan sólo tenemos que poner en remojo toda la noche (al menos 8 horas) las almendras, para activar los frutos secos y que sean más nutritivos. En general, es bueno activar todas las semillas y frutos secos antes de consumirlos. Y una vez bien hidratados, retiramos ese agua (podemos usarla para regar las plantas) y trituramos las almendras con agua mineral en una batidora de vaso o en una túrmix.

Tan sólo tenemos que agregarle a la leche de almendras el edulcorante que queramos para endulzarla (azúcar moreno, sirope de ágave o de arce, stevia.. o incluso dátiles o plátanos maduros que contienen azúcar) También podemos saborizarla al gusto con un poco de vainilla, coco rallado o canela ¡Echadle imaginación!

 

Leche de almendras. Cómo hacer leche vegetal sin lactosa

 

Hoy en día hay varias soluciones en el mercado para hacer leche vegetal como la Chufamix o la procesadora de Aigostar, pero con una túrmix y un buen colador es suficiente. Y una vez bien filtrada la leche de almendras, podemos aprovechar los restos de almendra bien para hacer quesos veganos, o bien secándola en el horno a baja temperatura para hacer harina de almendras. Con esta harina de almendras podemos hacer deliciosos bizcochos y postres sin gluten como esta tarta de chocolate y almendras sin lactosa y sin gluten que es de mis preferidas.

La leche de almendras una vez elaborada, sólo podemos conservarla entre dos y tres días en la nevera, pues se puede estropear. 

 

 

Como veis, hacer leche de almendras casera es muy sencillo. Está buenísima y es muy nutritiva. ¡Son todo ventajas! Así que espero vuestros comentarios 🙂 Aquí os dejo al receta paso a paso y la video receta.

 

Imprimir
Leche de almendras
Tiempo preparación
10 min
 
Bebida vegetal de almendras sin lactosa, sin gluten y muy nutritiva.
Raciones: 3
Autor: Orielo's Kitchen
Ingredientes
  • - 200 gr. de almendras crudas
  • - 1 litro de agua mineral
  • - Edulcorante al gusto (stevia, azúcar, miel, sirope de ágave, dátiles...)
  • - 1 cita. de esencia de vainilla (opcional)
  • - Un pizca de sal
Elaboración
  1. 1. La noche antes pondremos las almendras en remojo en un cuenco, fuera de la nevera, para activar el fruto seco y que sea más nutritivo. Cuanto más tiempo en remojo mejor.
  2. 2. Al día siguiente colamos ese agua y lavamos bien las almendras.
  3. 3. Las ponemos en el vaso de la batidora junto a un litro de agua mineral, la sal, la esencia de vainilla y el edulcorante al gusto y trituramos todo unos minutos.
  4. 4. Con un colador de malla fino, unas gasas estériles o incluso bolsas especiales para hacer bebidas vegetales, filtramos bien la leche apretando para que salga todo el jugo, separando los trocitos de almendra de la bebida vegetal.
  5. 5. Conservamos la leche de almendras en la nevera, consumiéndola antes de 2 o 3 días.
Mis notas
Con la pulpa sobrante de hacer la leche podemos hacer quesos veganos (si hemos pelado las almendras en agua caliente previamente) o incluso secarla en el horno a baja temperatura para hacer harina de almendras, para postres sin gluten.
También podemos darle distintos sabores (coco rallado, canela, plátano y fresa, cacao...)

 

Porque todos podemos llevar una vida #happysinlactosa

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares