lunes, 2 de marzo de 2015

Tarta de queso mascarpone sin lactosa y frutas de bosque

Tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque

























Tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque


Estoy feliz, y mis amigos también :) Mis amigos porque porque la otra tarde vinieron a casa a comer una deliciosa tarta de queso mascarpone sin lactosa y frutas del bosque y fliparon de lo buena que estaba. Y yo más feliz aún porque me encanta compartir todo lo bueno que tengo y que la gente que quiero disfrute con lo que hago :)

Un café, unos con leche de avena, otros con leche sin lactosa y otros con leche desnatada (jeje en mi casa hay de todo tipo de leche... menos mala leche, claro), velitas, buena música y un trocico de esta pedazo tarta de queso mascarpone sin lactosa.

Y es que desde que aprendimos a hacer nuestro propio queso mascarpone sin lactosa casero se nos ha abierto un mundo de posibilidades a los intolerantes a la lactosa. Y no sólo para hacer un delicioso tiramisú sin lactosa, si no para hacer cremas, mouses o tartas tan increíbles como esta tarta de queso mascarpone sin lactosa y frutas del bosque. ¡¡Buaaah!! sublime.

¿No me digáis que no es preciosa? Y es que en realidad, todas las tartas son bonitas, pero las tartas de queso dan mucho juego para adornar con frutas del bosque (arándanos, fresas, frambuesas, moras...) Algunos toman la tarta de queso sola, tal cual (y es que está buenísima). Otros le echan mermelada por encima (generalmente de frutas del bosque, porque la acidez de estas frutillas funciona genial con el dulzor del queso en el paladar). Yo he preferido usar las frutas del bosque prácticamente enteras, repartidas por encima de la tarta de queso mascarpone de manera casi tosca, aunque ordenadas con mucho cariño :)


Tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque

Tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque




Hay muchísimos tipos distintos de tartas de queso. Para empezar, nuestra tarta de queso es sin lactosa, lo cual ya es un reto de por sí. Podemos usar queso crema tipo Philadelphia sin lactosa, queso de cabra sin lactosa (como en esta tarta de queso de cabra sin lactosa en vasitos que hicimos hace tiempo). Pero os recomiendo que probéis esta tarta de queso mascarpone sin lactosa mmm está súper suave, compacta, buenísima. 

Además tiene unos toques de vainilla y raspadura de limón que le dan un toque definitivo para hacerla perfecta :)

La base la hemos hecho de galleta Digestive y mantequilla sin lactosa. Tenéis que mirar bien las etiquetas de las galletas, porque muchas de ellas llevan suero de leche en polvo. Las que yo he usado no llevan ningún derivado lácteo pero pueden contener trazas de leche, pero eso no quiere decir que nos vayan a hacer daño, ya sabéis (lo ponen para curarse en salud por si existiese alguna millonésima posibilidad de contaminación cruzada).

El relleno lo hemos hecho con una suave mezcla de queso mascarpone sin lactosa, queso crema sin lactosa y nata sin lactosa sedimentada. Harina, huevos, esencia de vainilla y raspadura de limón. Hemos separado las claras de las yemas para montarlas e incorporárselas al final para que la tarta de queso mascarpone sin lactosa tenga más cuerpo.


Tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque
Tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque



Pero antes de nada es fundamental dejar macerar las frutas del bosque con un poco de azúcar y vinagre, a ser posible toda la noche, para dejar que las frutillas suelten todo su jugo, que usaremos después como almíbar para calar el bizcocho en la cobertura y darle un brillo espectacular a las frutas del bosque.

La cobertura y la decoración ya podéis hacerla como más os guste. Si usáis sólo fresas podéis laminarlas o cortarlas en trocitos pequeños y rodear la tarta con nata montada sin lactosa con la ayuda de una manga pastelera. Si usáis sólo frambuesas podéis ponerlas hacia arriba y quedan genial. O hacer como yo, todas las frutas del bosque mezcladas ahí en una orgía deliciosa de frutillas de todos los colores ^_^ pero ordenadas con muuuucho mimo. 

Como veis en la siguiente videoreceta, hacer una tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque casera es muy fácil. Sólo tenemos que mezclar los ingredientes y hornearlos a fuego lentito (unos 140ºC) durante una hora y media. Y veréis que queda espectacular. Os va a encantar :)





La semana que viene habrá un concurso entre los seguidores del blog Orielo's Kitchen. Poco más os puedo desvelar hasta ahora... sólo os daré una pista  #FinishBrilloyProtección. Ahora a disfrutar de esta estupendísima receta de tarta de queso mascarpone sin lactosa con frutas del bosque. Ahí os dejo la receta en versión imprimible lista para descargar.




miércoles, 18 de febrero de 2015

Queso mascarpone casero (sin lactosa)

queso mascarpone casero sin lactosa

Hacer queso mascarpone sin lactosa casero es la cosa más fácil del mundo. Y sin embargo, puede parecer algo imposible. ¡¡Cómo vamos a hacer queso sin lactosa en nuestra casa, sin conocimientos de ná de ná de hacer quesos y mucho menos sin lactosa? Pues sí, lo vamos a hacer. Nuestro propio queso mascarpone casero y sin lactosa.

Cuando me diagnosticaron la intolerancia a la lactosa y creé este blog, hace casi ya 5 años, me prometí a mi mismo que aprendería a hacer un tiramisú sin lactosa para poder volver a comerlo. Y nada de fasear el tiramisú con nata sin lactosa y punto. No, tenía que usar queso mascarpone. El problema era que hace cinco años no había queso mascarpone sin lactosa en supermercados (hoy afortunadamente sí hay varias marcas). Así que tuve que aprender a hacer mi propio queso mascarpone casero sin lactosa.


Queso mascarpone casero sin lactosa


Y aquí está, tan sencillo como cortar la nata sin lactosa (o crema sin lactosa) con ácido cítrico (zumo de limón) y separar así el ácido láctico de la grasa para obtener nuestro queso mascarpone sin lactosa casero. Es mejor usar una nata sin lactosa con una materia grasa superior al 35%.

La proporción a seguir es de 60 ml. de zumo de limón (3 cucharadas soperas) para 1 litro de nata sin lactosa. Yo con la mitad tengo bastante para hacer un buen tiramisú sin lactosa o una tarta de queso mascarpone sin lactosa, por eso he usado 30 ml. de zumo de limón para 500 ml. de nata para montar sin lactosa.

La nata sin lactosa debe estar a temperatura ambiente. He visto que en muchas recetas la calientan a 85ºC, pero ya os digo que no hace falta y que además, yo lo hice así y no me salió jeje. Así que en cuanto mezclamos la nata sin lactosa con el ácido cítrico y empezamos a remover con unas varillas, la mezcla se corta de momento. Yo le he añadido una pizca de sal. Y ya lo único que nos queda es dejar drenar el ácido láctico de la grasa. Para ello ponemos sobre un cuenco, un colado forrado de gasas estériles que podemos comprar en cualquier farmacia. Colocamos la mezcla sobre las gasas extendidas, y la cubrimos con las mismas gasas. Metemos el cuenco con el colador y la mezcla en la nevera y la dejamos colando 24 horas. Algunos la dejan hasta 3 días, pero yo con un día y pico he tenido suficiente.


Queso mascarpone casero sin lactosa

Aquí tenéis la videoreceta en HD grabada en mi pequeña cocina de Málaga :) Como veréis es súper fácil de hacer y apenas se necesitan ingredientes ni utensilios ni máquinas raras. Todos podéis hacer vuestro propio queso mascarpone sin lactosa casero en vuestra casa :) Eso sí, siempre que tengáis en el supermercado nata sin lactosa





Y lo mejor de hacer nuestro propio queso mascarpone casero sin lactosa es que podemos hacer postres tan ricos como esta receta de tiramisú sin lactosa que está espectacular. Próximamente subiré alguna recetilla usando este mascarpone que he hecho jeje no sé... alguna tarta de queso mascarpone, o alguna mouse de queso mascarpone... ;)

Y aquí tenéis la receta, como siempre, en versión imprimible.



viernes, 13 de febrero de 2015

Pan de molde casero (sin lactosa) con aceite de oliva - Crónicas de un principiante


Pan de molde casero Bimbo sin lactosa
Yo creo que todos nos hemos sorprendido al descubrir por primera vez que incluso el pan puede contener lactosa. En el caso del pan de molde es más habitual, porque la receta suele contener leche, mantequilla, suero de leche, leche en polvo u otro derivado lácteo.

Y aunque cada vez hay más marcas en el mercado que usan menos aditivos, como el pan Bimbo natural sin lactosa que anuncia Punset, está bien tener una receta de pan de molde casero sin lactosa, por si en vuestros supermercados no podéis encontrar marcas de pan de molde sin lactosa.

Esta es mi primera receta de pan casero. He de confesar que para mí no es tan fácil el tema de las masas, las fermentaciones, los amasados y demás temas de la panadería casera. Es más, se me resisten las masas y tengo una guerra contra ellas, o mejor dicho, ellas la tienen contra mí, y no sé por qué, con lo simpático y lo majo que soy ;)

Pero para ser la primera vez que hago pan de molde casero la verdad es que no me ha quedado tan mal. ¿O sí? ¿Vosotros qué pensáis?. Es cierto que no ha quedado tan bonito como el pan de molde industrial que nos venden en el supermercado, pero la verdad es que está muy bueno. ¡De verdad eh!

Muchos diréis, y con el coñazo que es hacer pan, que si amasar, que si dejar horas fermentar, hornear... ¿no sale más a cuenta comprarlo ya hecho? bueno, es la eterna pregunta. Pero de esta manera nos aseguramos un pan de molde sin lactosa fresco, natural, sin aditivos. Es barato si con la harina y la leche sin lactosa hacemos varios panes de molde y es relativamente fácil. Sólo hay que mezclar, amasar, esperar a que crezca (dos veces) y ale, al horno.

Además, se puede congelar. Es lo que yo hago cuando he hecho varias veces este pan de molde sin lactosa. Me como un par de rebanadas recién hechas jeje con algún paté sin lactosa o con margarina y jamón de pavo mmmm. Y luego el resto de rebanadas las congelo y las voy sacando para hacerme tostadas de aceite de oliva y tomate rallado por la mañana, así tal cual congeladas sobre la tostadora.

También lo podemos personalizar con distintos tipos de harina, cereales, frutos secos...


Pan de molde casero Bimbo sin lactosa


En este caso me he decidido por un pan de molde casero con aceite de oliva. Nada de margarina ni mantequilla sin lactosa. Me gusta el saborcillo a aceite de oliva virgen extra que se le queda a al pan. 

Sólo necesitamos un molde tipo plum cake alargado para hacer el pan bien de silicona o bien de metal, y así siempre sale bonito :) a no ser que os pase como a mi, que no coloqué la masa bien y fermentó mal, y creció más de un lado que de otro y aquello parecía un alíen.

Por eso es importante que sigáis estos consejos de alguien con la experiencia de que el pan le salga mal jeje

Problemas que se os pueden presentar al hacer el pan de molde casero sin lactosa


  • No tengo amasadora eléctrica tipo Kitchen Aid ni robot de cocina. Bueno, don't worry, pues amasamos a mano y listo. Pero es muy importante amasar bien hasta que la masa quede elástica y algo pegajosilla, darle ahí para desarrollar bien el gluten. Por lo menos 10 minutos dándole. Sobretodo que quede lisica.
  • Es invierno y hace mucho frío en la habitación para dejar la masa fermentar, y me tarda mucho en subir y yo soy  una persona muy ocupada y no tengo tanto tiempo. Bueno, tranqui, aquí tengo yo un mega truco súper chulo, que es hacer nuestra cámara de fermentación casera en nuestro horno para acelerar el proceso de fermentación y que crezca más rápido. Primero lo precalentamos el horno a 50ºC. Y cuando metamos la masa lo apagamos y la dejamos ahí dentro con el horno apagado, y así es como si tuviéramos una temperatura ambiente de 25ºC que es la ideal para la fermentación.
  • La superficie del pan se me queda cuarteada y algo reseca. Como me ha pasado a mi, ains. Eso es porque a la hora de dejar la masa fermentar la tenemos que mojar con un poco de aceite de oliva en la superficie y dejarla reposar tapada con film o con un paño de cocina limpio.
  • Me queda la corteza muy oscura. Pues pa eso cubrimos el pan con papel de aluminio a mitad del horneado. (Como veis yo tampoco lo hice)
  • La miga de pan me queda con muchos agujeros redondos. Eso es porque tras la primera fermentación, tenemos que desgasificar la bola de masa aplastándola para que luego no nos queden esas burbujas de aire.
  • En pan me ha crecido de un lado más que de otro. Eso es porque al ponerlo en el molde de pan no lo hemos aplastado uniformemente. Tiene que quedar una superficie regular y homogénea, para que crezca de igual modo al fermentar por segunda vez.
  • Al cortarlo en rebanadas se rompe. Eso es porque somos unos ñampazampas como los tragabolas y no nos hemos podido resistir a esperar a que se enfríe para cortarlo.
  • No  me sale ni a tiros. Cómpralo hecho anda, ¡pero mira bien en la etiqueta que no lleva lactosa!.

Espero que os sirvan mis consejos de un pobre aficionado al mundo de la panadería. Pero eso sí, el pan está muy muy rico, mucho jeje Ahí va la videoreceta, paso a paso:





¿Y qué hacemos luego con nuestro pan de molde casero sin lactosa? Pues nos hacemos un sandwich, para las tostadas de la mañana, para untarlos con Nocilla sin lactosa o bien para hacer nuestro delicioso pastel Bimbo o Figuipuding. O para comérnoslo así sólo, que también está mu rico :) Y si se pone durillo en un par de días, pues lo usamos para hacer  postres, como un Pan de Calatrava sin lactosa o unas torrijas jeje.

Espero que disfrutéis de la receta y del maravilloso (y no tan sencillo) mundo de la panadería casera.

sábado, 24 de enero de 2015

Bizcocho de naranja glaseado sin lactosa (concurso LoveNaranjas)

Bizcocho de naranja glaseado sin lactosa

Bizcocho de naranja glaseado sin lactosa

¿Habéis probado alguna vez un bizcocho de naranja? Pues si no, os aseguro de que ya es hora de animarse a hacer uno. Es súper fácil, de verdad, como el clásico bizcocho de yogur de toda la vida. De hecho, mi receta de bizcocho de naranja la he conseguido haciendo una variación del típico bizcocho de yogur 1, 2, 3 (ese en el que usas el recipiente del yogur como vaso medidor con uno de aceite, dos de azúcar y tres de harina). Pues experimentando, y usando un poco más de harina (ya que este bizcocho es más líquido al llevar el zumo de dos naranjas), y usando mantequilla sin lactosa o margarina vegetal sin lactosa en vez de aceite de oliva, nos queda un bizcocho de naranja sin lactosa espectacular. Y es que las fotos no mienten...

Esta receta de bizcocho de naranja sin lactosa glaseado ya estaba subida al blog desde hace un par de años, pero he aprovechado para grabar la videoreceta y celebrar así el segundo concurso oficial de Orielo's Kitchen con LoveNaranjas para vosotros, lactosillos y lactosillas, que estáis ahí siempre, incondicionalmente y disfrutáis de mis recetas. Pues para vosotros los premios, ¡sí señor!

Está delicioso, muy jugoso y húmedo, con muuuucho sabor a naranja. El interior del bizcocho lleva la ralladura de una naranja, el zumo de dos naranjas (unos 200 ml. aproximadamente) y por encima, lleva un glaseado de naranja, hecho con 100 gr. de azúcar glass y un par de cucharadas de zumo de naranja. Este glaseado es totalmente opcional (es cierto que es muy calórico porque es azúcar puro) pero sirve para humedecer un poco la parte exterior del bizcocho y darle un sabor alucinante. Pero si lo queréis sin glaseado, también está buenísimo.

Bizcocho de naranja glaseado sin lactosa

Bizcocho de naranja glaseado sin lactosa

























Como veis al corte, el bizcocho de naranja queda esponjoso (no demasiado porque al llevar el zumo de naranja, queda algo más compacto y concentrado), pero por eso es importante que batáis muy bien la mezcla de huevos y azúcar bien con una batidora de varillas o con un robot de cocina.

Como decía antes, he sustituido el aceite de oliva que tradicionalmente hemos usado en los bizcochos de yogur, por margarina vegetal, o mucho mejor, por mantequilla sin lactosa (os dejo en este enlace cómo hacer mantequilla sin lactosa casera). Y es que le da un sabor muchísimo más delicioso y único a este bizcocho de naranja

También estoy usando naranjas buenísimas, recién cogidas del árbol con una calidad excepcional. Son naranjas valencianas, y vosotros también podéis conseguirlas en LoveNaranjas.com. Os las envían a casa en 24 horas. Un día están en el naranjo y al día siguiente en vuestra cocina :D ¡¡Me encanta!! AHHH y lo más importante, si ponéis el código ORIELO al comprarlas, tendréis un 5% de descuento!!! :D ¡oleeee mis lactosos!

Bueno, pues sin más dilación, aquí os dejo la videoreceta del bizcocho de naranja glaseado sin lactosa que tantas ganas teníais de ver :) Y es que cuando subí las fotos a Facebook para poneros los dientes largos hace una semana, tuve un montón de comentarios pidiendo la receta yaaaa y babeando jeje Y es que la verdad que son unas fotos maravillosas, gracias a mi pandi que es genial con la cámara y con todo ♥☺



Como veis, os enseño también a hacer unas naranjas glaseadas o escarchadas (o bueno técnicamente en realidad son naranjas azucaradas jeje) para la decoración del bizcocho de naranja. Es muy fácil y la verdad es que dan al plato muchísima presencia. ¿A que queda bonito?

Ya sólo comentaros que, participéis o no en el concurso, tenéis que probar sí o sí este bizcocho de naranja glaseado sin lactosa. ¡¡Os va a encantar!!


CONCURSO LOVE NARANJAS - ORIELO'S KITCHEN


Bizcocho de naranja glaseado sin lactosaBizcocho de naranja glaseado sin lactosa


Premio: una caja mixta de 15 kilos con una excelente combinación de 10 kg. de naranjas de mesa y 5 kilos de mandarinas, que te enviarán a casa recién cogidas del árbol.

Bases:
  • Para participar sólo se necesita enviar una foto de vuestro bizcocho de naranja glaseado sin lactosa al grupo de Facebook de la Comunidad de los lactosillos de Orielo's Kitchen.
  • En la foto debe aparecer vuestra versión del bizcocho de naranja glaseado sin lactosa junto a vuestro smartphone o tablet con la App Chef Orielo en el paso a paso de la receta.
  • Se puede participar hasta el día 12 de febrero. 
  • El día 13 se anunciará el ganador o ganadora y se le contactará por privado para que deje sus datos de contacto para enviarle el premio :))

¡¡MUCHA SUERTE A TODOS!!

martes, 13 de enero de 2015

Napolitanas de chocolate (sin lactosa)

Napolitanas de chocolate sin lactosa. Napolitanas de hojaldre rellenas de nutella

Ohhh madre mía, cuánto tiempo hacía que no me comía unas napolitanas de chocolate!! Esa ha sido la frase más repetida cuando he dicho que iba a subir la receta de cómo hacer napolitanas de hojaldre rellenas de chocolate sin lactosa.

¿Quién puede decir que no le gusta una deliciosa napolitana de chocolate recién hecha, calentita (aunque fría no le vamos a hacer ascos) y tierna? eso es ¡nadie!

Es complicado cuando vas por la calle y pasas al lado de una panadería y te entra gusilla de comer algo de lo que tienen en el escaparate: palmeritas de chocolate o de yema, cañas de crema o chocolate... pero a mi siempre se me van los ojos a las napolitanas de chocolate. Pero te tienes que aguantar, porque por lo general, tanto la masa como el propio chocolate del relleno seguro que llevan lactosa. Así que como ya estoy harto de quedarme con las ganas, vamos a aprender a hacer nuestras propias napolitanas de chocolate sin lactosa. 


Napolitanas de chocolate sin lactosa. Napolitanas caseras de hojaldre rellenas de nutella sin lactosa



Se tratan de napolitanas de hojaldre rellenas de nutella sin lactosa. Así que no es la masa de las napolitanas normales de panadería, pero están de muerte! Vamos a usar una plancha de hojaldre sin lactosa, como la que venden en LIDL, que además es perfecta porque es rectangular y podemos hacer los cortes en cuatro napolitanas iguales de manera que no nos sobre masa. La masa de La Cocinera tampoco lleva lactosa, pero es redonda, y la de Mercadona congelada, que tampoco lleva lactosa y es más barata, es una caca, porque se pega y no se maneja bien.

El relleno de la napolitana de chocolate, en realidad es crema de cacao y avellanas (nocilla o nutella sin lactosa) mmm buaaaa, qué ricaaa. Y vamos a usar una nutella sin lactosa, como esta crema de cacao y avellanas sin lactosa, ni proteinas lacteas, ni azúcar, ni grasas saturadas de Amandín.




El resultado es espectacular, os lo aseguro. Y lo mejor es que son súper fáciles de hacer, y súper rápidas. En 20 minutos podemos tener unas napolitanas rellenas de nutella sin lactosa recién hechas. Tan sólo queda pincelarlas con almíbar o con una mermelada de albaricoque diluida en agua al fuego, para que queden más brillantes y para que se queden pegados los granillos de chocolate (fideos de chocolate negro, que pueden contener trazas de leche, ojo), y nos queden así, unas napolitanas de 10! 

Aquí os dejo la receta de las napolitanas de chocolate sin lactosa en versión imprimible para descargar en pdf ¡A disfrutarlas!