jueves, 13 de noviembre de 2014

Ensalada templada de pollo y bacon

ensalada templada de pollo y bacon




Os presento una deliciosa ensalada templada de pollo y bacon con una vinagreta muy especial. Tal vez no es la menos calórica de mis ensaladas, pero desde luego sí que es una de las más deliciosas e irresistibles.

Uno de mis restaurantes favoritos en Málaga es la Taberna Uvedoble. Es un sitio pequeñito, pero con encanto, en la calle Císter al lado de la Catedral. Me gusta quedarme con la sensación cuando voy a un restaurante, que no sólo he ido a comer, si no que he disfrutado de una experiencia. Y así fue. Me encantó la comida (el taco de atún rojo con emulsión de coliflor fue sublime), me encantó el trato y la amabilidad del personal, y me encantó el vino :) Pues bien, la ensalada que probé fue una de las mejores que he probado en mi vida.. un ensalada templada con langostinos y vieiras. Suprema, alucinante. Y lo mejor... ese toque especial de la vinagreta. No pude evitar preguntarle cómo la hacían, y fueron tan amables de decírmelo. Aceite de girasol, salsa de soja, miel, frutos secos y bacon.

Me encantó tanto que decidí adaptar esas vinagreta a otra ensalada de las mías, una que me encanta, la ensalada templada de pollo y bacon, y la verdad es que funcionó muy bien. 

Aquí os dejo mi videoreceta (por supuesto sin lactosa), para que veais cómo hacerla paso a paso:



El pollo va empanado y el bacon torrado en la sarten. Esto hace a la ensalada un poco más calórica de lo normal, pero tampoco nos estamos pasando demasiado! Tranquis :)

Uno de mis truquillos es que utilizo el aceite donde he torrado el bacon para añadírselo a la vinagreta, y le da un sabor impresionante (aunque si queréis hacerla más saludable, evitard esto. Tened mucho cuidado porque muchísimas marcas de bacon (tanto en lonchas como en tiras) llevan lactosa. Mirad muy bien la etiqueta.

Bueno, sin más demora, os dejo aquí la receta en versión imprimible y paso a paso de esta maravillosa ensalada templada de pollo y bacon.


martes, 28 de octubre de 2014

Cupcakes de calabaza y crema de queso (sin lactosa) para Halloween

Cupcake de calabaza y frosting de queso sin lactosa Halloween
Cupcake de calabaza y frosting de queso sin lactosa Halloween



Después de una temporadita malillo, vuelvo con toda la energía para celebrar Halloween!! Bueno, en realidad en mi pueblo, de donde yo soy, no hemos celebrado Halloween en la vida jeje eso son americanadas. Es el día de Todos los Santos y el día 2 de Noviembre el día de los difuntos, cuando se va al cementerio a llenarlo de flores. Pero como hay que adaptarse a los tiempos y a las nuevas costumbres populares, yo he querido hacerlo con unos deliciosos cupcakes de calabaza con frosting de crema de queso sin lactosa

Están buenos no, lo siguiente. Este tipo de bizcocho para el cupcake es muy parecidos a la tarta de zanahorias sin lactosa que ya hicimos hace tiempo. Son bizcochos especiados con jenjibre, canela molida y nuez moscada. El punto de la nuez machacada también le da su aquel, aunque las nueces son opcionales. Tal vez quedan un poco más sequillos con nueces. Pero la humedad se la damos con la calabaza asada. Que bien podemos cocerla en agua, o asarla al horno o al microondas - mucho más rápido - con recipientes especiales como el que yo he usado de Pyrex.


Cupcake de calabaza y frosting de queso sin lactosa Halloween

El frosting de crema de queso es espectacular. De verdad. Es glorioso. Es una suave crema de queso sin lactosa y azúcar glas tamizado, cariñosamente mezclado con nata montada sin lactosa. Buuuuaaaa, está espectacular. Te la comes a cucharadas jajaja. Y lo cierto es que en combinación con el cupcake de calabaza está buenísimo. Recordad que podéis encontrar el queso crema sin lactosa en cada vez más supermercados. Pero si no, podéis hacer vuestro propio queso tipo Philadephia sin lactosa casero.

Como guinda al cupcake de calabaza, vamos a aprender a hacer nuestras propias calabazas de fondant. Tenemos que tener cuidado y leer las etiquetas del fondant porque algunos pueden contener lactosa en algunos de sus aditivos. Yo he elegido fondant naranja y marrón para hacer mini calabazas y sus rabitos. Bueno, en realidad confieso que las ha hecho mi Antonio que es más apañao que to las cosas, y los gorritos de bruja y hasta el gorro seleccionador de Harry Potter jajja Qué bonico eres joío y qué bonicas te quedaron las calabazas ;)



Espero que os guste esta videoreceta. Tenéis todavía unos cuantos días para preparar estos cupcakes de calabaza sin lactosa antes de que llegue Halloween. Eso sí olvidaros de la dieta Muajajajaja eso sí que es escalofriante!!! :-\

Y aquí os dejo la receta en versión imprimible :) A disfrutar!!! 



jueves, 16 de octubre de 2014

Banoffee Pie (tarta de plátano, toffee y nata) sin lactosa

Banoffe Pie (tarta de plátano y toffee) sin lactosa




La primera vez que probé el Banoffe Pie, a pesar de ser una tarta inglesa, fue aquí en España. Mis tías inglesas vinieron de visita y preparamos esta receta de Banoffe Pie sin lactosa, porque sabíamos que les gustaba mucho. Buaaaa, espectacular. Cuando la probé, me habría comido yo solo toda la tarta (aunque es imposible, y es que con un cachito ya vas más que empachado)!! Y es que con razón era la comida preferida de Margaret Thatcher :) 

El Banoffe Pie es una tarta de plátanos, toffee y nata, sobre una base de galletas Digestive y mantequilla sin lactosa. La palabra "Banoffee" es la mezcla de "banana" y "toffee". Es de origen inglés, aunque es de historia reciente. Fue creada en 1972 por el cocinero del Pub "The Hungry Monk" (El monje hambriento) en la ciudad de Jevington (Eest Sussex), muy cerca precisamente del pueblo de mis tías Hastings y Bexhill, y de los impresionantes  acantilados de "Seven Sisters Hills" (las colinas de las 7 hermanas)


Banoffe Pie (tarta de plátano y toffee) sin lactosa





















No nos vamos a engañar jeje esta tarta es hipercalórica (8 millones de calorías más o menos jajaja) pero mira, está buenísima!!! es como darle un pequeño bocado al cielo, y a toda la corte celestial tocando el arpa jajaja Eso sí, sólo podemos comernos un pedacito.

Para empezar la base ya está hecha con mantequilla sin lactosa y crumbles de galleta digestive (también sin lactosa, aunque la mayoría de las marcas pueden llevar trazas de leche). Y luego está el relleno ¡¡Ay Dios mío qué relleno!! A base de rico plátano y..... lo mejor del mundo: el toffee.

Para hacer toffee casero normalmente usaríamos leche condensada o dulce de leche (que ya están muy reducidos y condensados, y en cinco minutos tendríamos el toffee). Pero como hasta la fecha no he encontrado ni leche condensada sin lactosa ni dulce de leche sin lactosa, para hacer nuestro toffee sin lactosa casero necesitamos nata sin lactosa, aunque tengamos que dejarla reducir al menos 40 minutos a fuego medio, removiendo. Es algo cansino, sí, pero merece la pena muy mucho. El resultado es el mismo. Un pecado inconfesable que ojalá nunca hubiese descubierto jajaja

Después la tarta se culmina con nata montada sin lactosa (la decoración ya al gusto) y chocolate negro sin lactosa (la mayoría de las marcas pueden llevar trazas de leche), rallado en láminas a modo decorativo.



La tarta es espectacular, la mires por donde la mires. Creo que todos deberíamos probarla alguna vez (ya no hay excusa, ni siquiera por la dieta... luego te vas a correr una hora y listo jejeje)

Y aquí os dejo la receta en versión en pdf en versión imprimible para vuestra colección de recetas sin lactosa ¡A disfrutarla! 

lunes, 25 de agosto de 2014

Tarta de chocolate (sin gluten y sin lactosa)

Tarta de chocolate sin gluten sin lactosa

La primera vez que probé esta tarta de chocolate no me podía creer que fuese una tarta sin harina y sin gluten. Estaba buenísima, super húmeda y chocolateada. Con la textura entre un brownie y una mousse de chocolate. Una de las mejores tartas de chocolate que he probado en mi vida. ¡Y es súper fácil de hacer!

Y es que esta tarta de chocolate no lleva ni gluten ni lactosa, así que es apta tanto para celiacos como para intolerantes a la lactosa. Como todos sabéis, la celiaquía es una intolerancia al gluten. Si somos celiacos y tomamos gluten nuestro intestino se inflama y las vellosidades intestinales no pueden absorben adecuadamente los nutrientes (con lo cual existe riesgo de desnutrición). Yo era el primero que tenía mucho desconocimiento en este tema y pensaba que el gluten sólo estaba en el trigo. Pero os voy a enseñar un truquito para recordar qué harinas llevan gluten y debemos evitar si vamos a cocinar para un celiaco: TACC [Trigo, Avena, Centeno y Cebada] así como los derivados del trigo (kamut, espelta, etc.) ¿Qué harinas podemos usar para un celiaco? Podemos usar la harina de maiz, el almidón de maiz (maicena), la harina de garbanzos, la de arroz y la de frutos secos como la almendra....

En esta receta no usamos ningún tipo de harina para la tarta, si no almendra molida, lo cual también le da un sabor espectacular. Tampoco lleva levadura. Lo que hace a la tarta tener tanto volúmen son las claras montadas a punto de nieve, metiéndoles mucho aire al batirlas y teniendo mucho cuidado de no bajarlas al incorporarlas al resto de ingredientes (huevos, azúcar, chocolate, mantequilla, etc.)





En esta receta el único lácteo que usamos es la mantequilla sin lactosa. Podéis ver cómo hacer vuestra propia mantequilla sin lactosa casera en este mismo blog.

La textura es espectacular, muy parecido a la de un brownie, pero más ligero y más sano, porque no lleva nada de harina ni tanta grasa, con lo cual engorda menos.

Una tarta de chocolate sin gluten y sin lactosa, deliciosa y apta para celiacos e intolerantes a la lactosa. Y lo mejor, súper fácil de hacer. ¿Qué más se puede pedir?


miércoles, 20 de agosto de 2014

Pollo frito al limón (estilo chino)

Pollo frito al limón estilo chino

Seguramente todos hayamos probado el pollo al limón de los restaurantes chinos. Es uno los platos más típicos junto con pollo con almendras y el arroz tres delicias. Supongo que es porque son sabores no demasiado alejados de la cocina occidental, y para aquellos que no quieren arriesgarse demasiado con la comida oriental, pues piden un pollo frito al limón estilo chino.


A mí me encanta este pollo, aunque por supuesto no es de mis platos favoritos cuando voy a comer a un restaurante chino. A mi me encanta el cerdo asado especial (con salsa agridulce y picante), la ternera en salsa de ostras y en general todo lo que suponga un toque exótico y sabroso.

El pollo al limón estilo chino suele servirse en una pieza (la pechuga de pollo rebozada entera y luego cortada en tiras). Aunque yo prefiero cortarla en tiras desde el principio y rebozarla así, para que luego sea más cómodo de comer. Se trata de un rebozado ligero de huevo, maizena (o fécula de maíz) y pan rallado.

Este pollo frito va acompañado de una salsa al limón, espesada con maizena y reducida al fuego. Tan sólo lleva zumo de limón, agua, un poquito de miel, azúcar (yo he usado azúcar moreno aunque podéis usar azúcar normal) y la fécula de maíz para espesar.





Ahí os dejo la videoreceta para que hagáis vuestro propio pollo frito al limón estilo chino, para que podáis ahorrar cocinando en casa y sorprendáis a vuestros invitados con una auténtica receta oriental que a todo el mundo encantará.


lunes, 4 de agosto de 2014

Polos "Calippo" de lima limón (sin lactosa)





Estoy pasando Agosto entre Málaga y Almería... ¡Agosto + Almería = mucho mucho calor! Playita, sol, piscina, sol, piscina, polos de hielo. Es una sucesión lógica. Y es que no hay nada mejor que refrescarse con un buen polo de frutas cuando sales del agua. Te hidratas, te refrescas y encima te alimentas.

Los polos de hielo son mucho más sanos que los helados de crema, para empezar no llevan lactosa, ni lácteos. Son mucho más ligeros. Están hechos a base de agua, zumo de frutas y azúcar (o edulcorante).

Tengo un mente muchos polos de frutas para hacer este verano: polos de sandía y kiwi, polos de fresa y plátano, polos de naranja... pero me apetecía muchísimo hacer los famosos Calippos de lima limón. El Calippo® es un polo de hielo (los hay de lima limón, de fresa, de cola, de chicle, de naranja...) de la marca Frigo®. Tienen una forma inconfundible, cónica y alargada, para ayudarte con los dedos a deslizar el polo hacia arriba e ir chupándolo poco a poco. No llevan lactosa y están hechos sin colorantes artificiales. Aunque en esta receta yo sí he usado... la verdad es que son totalmente prescindible, porque el color del zumo de las limas y el limón es super bonito al natural.

Vamos a utilizar unos moldes de silicona de Lekué, que son especiales para hacer polos tipo Calippo y además son de una calidad extraordinaria. La silicona de Lekué agunta temperaturas super altas, es muy duradera y ni coge olores al meterla al lavavajillas ni da sabor a los alimentos.



Esta es una de las videorecetas que más me ha gustado. Me parece super divertida y fresca. Hay un par de tomas falsas jeje La verdad es que me he pasado un poco con el colorante, pero bueno, jejej, el Calippo casero está super bueno, y lo que sobra (si no os cabe todo en los moldes) podéis beberlo tal cual, bien fresquito en la nevera, o con hielo, y está super rico y refrescante.

Aquí os dejo la receta de Calippos de lima limón caseros y como siempre os recuerdo que podéis descargaros mi APP sin lactosa gratis para vuestros móviles y tablets (iPhone y Android)

¡Feliz Verano lacto-killos! ;)