domingo, 17 de mayo de 2015

Tabulé o Tabbouleh (ensalada libanesa de cuscús)


Tabulé o Tabbouleh ensalada libanesa de cuscús


Desde que la probé por primera vez, el Tabulé o Tabbouleh (conocida como ensalada libanesa) se ha convertido en una de mis ensaladas favoritas. El Tabulé es una ensalada árabe de origen sirio y libanés. Tradicionalmente se hace con Bulgur (una típo de sémola de trigo muy usada en países árabes). Pero como aquí en Europa no es tan común, yo uso el cuscús que también es sémola de trigo, y el resultado es casi idéntico. Así que por eso la llamo, mi versión del Tabulé (ensalada libanesa de cuscús).

El Tabulé o Tabbouleh es una ensalada súper refrescante, que además del Bulgur (en nuestro caso cuscús) ya hidratado en agua, lleva verduras frescas, como pimientos de colores (yo uso rojo, verde y amarillo), tomate de ensalada. A mi me gusta ponerle también un poco de pepino para hacerla aún más refrescante. Y creedme la combinación es espectacular. 

El toque fundamental del Tabulé lo aporta la menta o hierbabuena y el aderezo a base de aceite de oliva y zumo de limón (aunque yo también la añado algo de vinagre). Junto al frescor de la hierbabuena, le añado también un toque amargo de recula fresca y de verdad, no es por ser creído, pero esta combinación hace de esta ensalada libanesa el mejor Tabulé que haya probado en mi vida en cualquier restaurante árabe.


Tabulé ensalada libanesa de cuscús



El tabulé o tabbouleh se ha convertido en una de mis ensaladas favoritas por varios motivos. Para empezar es una ensalada súper refrescante. De hecho los árabes la suelen preparar mucho en verano. De verdad que entra súper bien, la hierbabuena, junto con la ensalada fría de cuscús y verduras frescas y tan ricas en agua como el pimiento o el pepino, hacen de esta ensalada libanesa un plato perfecto para el verano.

Otro de los motivos es que es el tabulé es una ensalada súper exótica. No es la típica ensalada de lechuga y tomate. Por eso me gusta prepararla por ejemplo cuando voy de visita a casa de amigos y hay que llevar algo para cenar. El tabulé es una ensalada súper fácil de preparar, y quedas súper bien. Súper guay y súper cool y súper trendy y súper moderno jeje y súper exótico oiga.

Otro motivo es que es una ensalada súper sana y ligerísima. Sin salsas ni aderezos hipercalóricos (quitando el aceite de oliva, pero bueno, si por él fuera... viva la grasa y las calorías del aceite de oliva!!! bendito AOVE!! :) El caso es que al ser con cuscús que es sémola de maiz, en realidad llena muchísimo. Y con un buen plato de tabulé y algo más tienes una cena perfecta. Yo lo que suelo hacer es preparar bastante y así tengo para dos días. Mmmm ¡me encanta el tabulé!.


Tabulé ensalada libanesa de cuscús


Por último, mi último toque personal para el Tabulé, es hidratar el cuscús en vez de en agua hirviendo, en caldo de verduras hirviendo, al que hemos añadido algo de aceite, sal y pimienta negra molida. Así el cuscús absorbe todo el sabor del caldo y es mucho más intenso y delicioso. Uso un caldo de verduras ecológico sin lactosa de la marca Costa Eco que podéis encontrar en supermercados.

Otro factor importante para que la ensalada árabe quede suelta, una vez que hemos hidratado el cuscús, es añadirle o bien una cucharada de mantequilla sin lactosa (o margarina vegetal) o bien un buen choreoncito de aceite de oliva virgen extra, y remover bien con una cuchara de madera para que el grano de cuscús quede suelto y no se apelmace (esto es muy importante).

Y no hay mucho más, sólo queda el aliño a vuestro gusto, con zumo de limón, aceite de oliva y algo de vinagre. De verdad, queda una ensalada deliciosa, ligera y súper refrescante ideal para estas noches de verano.






Y después de esta videoreceta tan sencilla, os dejo la versión imprimible de la receta del tabulé en pdf, para que la sigáis paso a paso. A disfrutar de la ensalada libanesa y del buen tiempo! :)



jueves, 30 de abril de 2015

Cómo hacer queso crema casero (tipo Philadelphia) sin lactosa


queso crema Philadelphia sin lactosa casero


Por fin hemos conseguido hacer nuestro propio queso crema sin lactosa casero. Un queso tipo Philadelphia casero y sin lactosa. Es una buenísima noticia, porque el queso crema es la base de muchísimos postres, tartas, cremas...

Afortunadamente en los supermercados ya podemos comprar queso crema sin lactosa de algunas marcas. Podéis consultar marcas de productos sin lactosa aquí en mi blog. A día de hoy todavía no hay queso Philadelphia sin lactosa aquí en España, aunque en Italia, por ejemplo, sí se comercializa.

Aún así, como no todos tenemos acceso a supermercados, y en cada país se comercializan unas marcas y no otras, o directamente no podéis encontrar en ningún lado queso crema sin lactosa para untar, os voy a enseñar a preparar vuestro propio queso crema (tipo Philadelphia) sin lactosa casero.

Es súper fácil, de verdad, y lo mejor es que así podemos ahorrar bastante dinero. Porque el queso crema sin lactosa que encontramos en supermercados es bastante caro teniendo en cuenta de que suele traer sólo 150 gr. y suele costar de 2€ para arriba. Y es que para hacer este queso crema casero sin lactosa tan sólo necesitamos yogures naturales sin lactosa (cuanto más cremosos mejor y enteros, nada de desnatados) y sal.


queso crema Philadelphia sin lactosa casero

queso crema Philadelphia sin lactosa casero


La sal hace que el yogur se deshidrate y se separe el suero lácteo (o suero de leche) de la grasa. Debido a los fermentos lácticos del yogur, podemos preparar perfectamente queso crema casero sin lactosa a partir del yogur sin lactosa y de la sal.

Es cierto que para 1 kilo de yogur (8 yogures naturales sin lactosa) tan sólo se nos quedan unos 400 gr. de queso (menos de la mitad), pero no por ello el resto es desperdicio eh! Que el suero de leche (o suero lácteo) que nos queda lo podemos aprovechar por sus maravillosas propiedades depurativas, desintoxicantes, regenerador de la flora intestinal (esto es especialmente útil para nosotros, los intolerantes a la lactosa) y potenciados del sistema inmunológico. Es rico en proteínas y minerales como calcio, zinc, potasio, fósforo... Además, podemos usarlo en la cocina para hacer infinidad de postres sin lactosa, bizcochos más jugosos, tartas, magdalenas, etc.



Lo que sí os confieso es que he probado a hacerlo de diferentes formas. La mayoría de recetas que andan por internet para hacer queso crema tipo Philadelphia casero, después de haber mezclado el yogur con la sal, lo colocan en un colador envuelto en gasas y lo dejan en la nevera 24 horas. Yo no sé si es porque los yogures que yo uso son sin lactosa, pero yo lo dejé en la nevera envuelto en gasas en su colador correspondiente (como cuando hicimos el queso mascarpone casero sin lactosa) y lo tuve no 24 horas, si no incluso 48 ¡2 días! y nada... que no se secaba el queso, y quedaba igual que el yogur. 

Pero en esta videoreceta os enseño a hacerlo sin necesidad de meterlo en la nevera. Tan sólo hay que dejarlo suspendido en un gancho, fuera de la nevera en un lugar seco, y escurriendo el suero de leche en un bol, gota a gota. A las 24 horas ya se habrá deshidratado y nos quedará el queso crema con la textura para untar como el queso Phladelphia, pero sin lactosa :)

No os preocupéis que no pasa nada porque esté fuera de la nevera, no se va a estropear ni poner malo ni nada. Y en cuanto a la sal, podéis probar a añadir más o menos, a vuestro gusto, pero yo considero que una cucharadita de sal por cada 4 yogures está bien y ayuda al queso a deshidratarse.




Como veis hacer queso crema casero sin lactosa es súper fácil. Además, podéis añadirle hierbas y condimentos para especiarlo a vuestro gusto. Eneldo, orégano, finas hierbas, pimiento morrón asado... os animo a probar y experimentar con las especias.

Este queso crema casero podéis untarlo en biscotes de pan y comerlo así tal cual, hacer sandwiches o rollitos de salmón ahumado, canapés... o usarlo en cocina para suavizar cremas de verduras o en postres sin lactosa, para frostings sin lactosa de cupcakes o tartas de queso sin lactosa (cheesecakes), como esta tarta de queso sin lactosa que hicimos hace poquito y estaba buenísima!

Espero vuestros comentarios ansioso. Si habéis tenido algún problema al hacerlo, si os ha gustado, para qué lo habéis usado después. ¡Lo que queráis! me encanta que me escribáis :)

Y aquí os dejo la receta en versión imprimible del queso crema sin lactosa casero lista para descargar y añadir a vuestra colección.


lunes, 20 de abril de 2015

Rollitos de salmón (estilo IKEA)


Rollitos de salmón (IKEA) sin lactosa


¿No os encanta IKEA? Me reconozco fan incondicional de IKEA. I ♥ IKEA forever and ever desde la primera vez que fui en Murcia. Y es que en mi ciudad Almería no había. Aquel año fui como cinco o seis veces y eso que  me pillaba a más de 200 Km. Y ya sabes lo que pasa cuando vas ¿no? pues eso, que al final acabas trayendo un carro de más de 100€ y no sabes lo que has echao jeje pero todo es maravilloso. Recuerdo que cuando alguien del trabajo iba a IKEA, había que informar obligatoriamente por si algún compi quería que le trayeses algo jeje ¡y siempre querían!

Y ahora que vivo en Málaga, y lo tengo a 15 minutos, pues ya ves... jaja raro es el mes que no voy a ver platos, servilletas, velas, marcos para fotos o fundas nórdicas. No sé, siempre acabo trayendo algo... pero lo que siempre siempre acabo comprando es un rollito de salmón ahumado, de esos que te venden en la cafetería, con o sin menú de patatas manías y resfresco sin fuerza. Eso... y algún perrito que otro con cebolla y pepinillos, y mucha mostaza y kétchup jeje. Pero sobretodo, lo que más me gusta por encima de los perritos, las albóndigas y el codillo (que mira que está bueno) son los rollitos de salmón ahumado.


Rollitos de salmón (IKEA) Salmon rolls

Rollitos de salmón (IKEA) Salmon rolls


Y mira que en IKEA te ponen los rollitos de salmón ahumado (o smoked salmon rolls) medio secos y medio vacíos. Sin apenas salsa de mostaza y eneldo, con mucha lechuga escarola rizada y poco salmón ahumado. 

Por eso cuando voy a IKEA suelo comprar las tortillas de trigo cuadradas para preparar mis rollitos de salmón ahumado en casa al más puro estilo IKEA. Y es que son facilísimos de preparar. Aunque si no, podeís usar tortillas de trigo de estas redondas de toda la vida para burritos.

En IKEA también te venden la salsa de mostaza y eneldo ya preparada, pero te sale más barata hacerla en casa y yo le doy un puntito más rico con mi mostaza especial a la miel que está de muerte de buena, y mi aceite de oliva virgen extra en vez de aceite de girasol o vegetal como usan ellos, mi puntito de vinagre y mi eneldo. Si no podéis encontrar mostaza a la miel, pues la preparáis con mostaza normal y un poco de miel y listo :) o si no os gusta demasiado el toque amargo de la mostaza, podéis rebajarla con un poco de mayonesa.



Rollitos de salmón (IKEA) Salmon rolls



No digáis que no son bonitos y maravillosos estos rollitos de salmón ahumado. Son ideales para una cena informal cuando viene visita. O una fiesta, para servirlos en la mesa y la gente se los coma con la mano. Mirad qué corte más estupendo con mi truquillo para enrollar en general todos los burritos que lleven dos ingredientes distintos. Y es colocar el salmón ahumado en un extremo de la tortilla de trigo (un par de láminas de salmón ahumado para que quede bien relleno) y darle una primera vuelta enrollando la tortilla sobre el salmón, y luego rellenar el resto de la tortilla con la lechuga escarola rizada, ya bien cortadita en trozos pequeños y lavada, y continuar enrollando hasta acabar. Y así conseguimos este efecto súper chulo que parece que están separados el salmón ahumado y la lechuga escarola.


Rollitos de salmón (IKEA) Salmon rolls


Es una receta súper fácil y muy ligera. Si os gusta el salmón ahumado os van a encantar estos rollitos de salmón, porque además la combinación con la salsa de mostaza al eneledo con ese toque de miel está brutal de buena. Son el aperitivo perfecto o una cena fría y completa, con sus proteínas, sus hidratos, sus grasas ricas en Omega 3 y 6 por el salmón ahumado y el aceite de oliva virgen extra y todas las vitaminas, minerales y fibra de la lechuga escarola rizada. Y totalmente libre de lácteos y sin lactosa.

Aquí os dejo la videoreceta que es súper cortita para que veáis paso a paso cómo enrollarlos. Aunque ya veréis que es súper fácil. 






Espero que disfrutéis de ellos tanto como yo, si sois amantes de los rollitos de salmón ahumado IKEA stlye, estos os van a chiflar, porque están aún más buenos que los de IKEA.

Y nada más, así que os dejo también la receta en versión imprimible lista para descargar y añadir a vuestra colección de recetas sin lactosa :)




sábado, 18 de abril de 2015

Pizza de masa fina con pepperoni y mozzarella (sin lactosa)

Pizza masa fina pepperoni y mozzarella sin lactosa

Yo creo que una de nuestras comidas favoritas for ever and ever de todos es la pizza ¿O no? Ser intolerante a la lactosa y amante de las pizzas es un rollo (por no decir otra cosa), porque no puedes pedir a Telepizza o ir al buffet libre de Domino's Pizza que es lo mejor del mundo mundial. Y tienes que conformarte con comprar bases de pizza de esas enanas y duras y echarle cosas por encima. 

En estos años he ido perfeccionando mi técnica para amasar pizza y hacer cada vez una pizza más profesional y parecida a la de las pizzerías y restaurantes italianos. Así he conseguido la receta definitiva para una pizza de masa fina brutal, muy finita, crujiente por los bordes pero tierna y chorreosa mmm (como me gusta a mi) por el centro. Que cuando la cojas en la mano no se quede tiesa, si no que se te escurra y se caiga mmmm directamente en tu boca to picantona y chorreosa de la mozzarela fundida (me estoy poniendo to golfo jeje pero es como las pizzas me hacen sentir).

La masa de pizza fina es súper sencilla de hacer. El truco está en el levado (los levados para ser más exactos). Vamos a usar levadura seca de panadería y la vamos a disolver en agua tibia con una cucharadita de azúcar (el azúcar ayuda a la levadura a activarse, al contrario que la sal, que la mata) Por eso a la hora de mezclar os enseño un truquito para que la sal no impida a la levadura activarse y nos salga una masa súper rica.



Pizza masa fina pepperoni y mozzarella sin lactosa



El truco para que la masa de pizza sea muy fina es desarrollar muy bien el gluten para que quede muy elástica y así podamos estirarla mucho mucho y que no se rompa. Para ello tenemos que amasar (a mano o a máquina) durante unos 10 minutos con las palmas de las manos, dándole bien ahí (me vuelvo a poner golfo jeje) hasta que quede bien lisita. Y le vamos a dar dos levados o fermentaciones. Que leve dos veces hará la masa más elástica y así la podremos hacer más finita.

En la siguiente videoreceta os enseño un truco para ayudar a fermentar a la masa de pizza más rápido. Vamos a usar nuestro horno como cámara de fermentación casera, dándole temperatura a la masa, sin cocinarla, para ayudar a que la levadura haga su función y la masa de pizza doble su volúmen. Es un truquillo muy sencillo que os aseguro os va ayudar muchísimo y a ahorraros muchísimo tiempo. Os doy cantidades para hacer dos pizzas medianas.

Yo uso un molde para pizzas de Pyrex que me encanta. Es antiadeherente, de acero carbonatado y al ser redondo, me hace más fácil darle la forma a la pizza, porque la verdad es que no me doy yo mucha maña para estirarlas así de redondas y perfectas. Pero con el molde es pan comido jeje Además tiene dos asas para poder sacarlo bien del horno sin quemarnos. 

Pero lo mejor es el resultado. Yo pongo la pizza sobre el molde en el suelo del horno y la cocino como si fuera a la piedra, en hornos de pizzerías italianas!! el resultado es espectacular, de verdad, os va a sorprender.


Pizza masa fina pepperoni y mozzarella sin lactosa

Mirad qué pizza más rica. Cómo brilla. Cómo se sugiere ese pepperoni y esa mozzarella fundida mmm ¡Qué pureza! cómo diría David.

Tengo que deciros que esta combinación de pizza para mí es alucinante. Pizza de masa fina con pepperoni, mozzarella sin lactosa, york, bacon, champiñones y anchoas. Pero lo fundamental, el pepperoni y la mozzarella sin lactosa. Desde que he descubierto la mozzarella sin lactosa Libera se ha vuelto en un imprescindible de mis pizzas. Es que no hay color de cómo funde la mozzarella. Mucho mejor que cualquier otro queso. Y queda doradito y elástico cuando comes tu trozo de pizza mmmmmm

Os digo: he encontrado pepperoni sin lactosa en supermercados Súpersol (en mi barrio de Huelin en Málaga). Ni el El Corte Inglés, ni en Carrefour ni en ningún lao he encontrao más. Pero si no encontráis, podéis usar chorizo picante o salami picante sin lactosa. Que también he encontrao. Os aconsejo que miréis por vuestros supermercaos y miréis.

El bacon y el jamón york también deben ser sin lactosa. Yo los he comprado en Mercadona. Mirad muy bien las etiquetas de todo, nenes, que os meten lactosa donde menos penséis.

Por cierto, una curiosidad. Pepperoni en realidad no existe en italiano. De hecho se enfandan cuando usas la palabra pepperoni. Es una mala traducción que ya se ha extendido en todo el mundo. Peperoni, así sólo con una p, en italiano quiere decir literalmente "pimientos". En USA y en España usamos pepperoni, con dos p, para denominar a este tipo de salami picante, parecido al chorizo.





Espero que os guste esta videoreceta de pizza de masa fina de pepperoni y mozzarella sin lactosa y sobretodo que disfrutéis tanto haciendo esta pizza con vuestra pareja, familia o amigos, como compartiéndola y engulléndola jaja.

Por útimo, os aconsejo añadirle a las pizzas un último chorreoncito de aceite de oliva. En mi caso, un aceite de oliva que tengo macerando con guindillas y ajo, para darle un puntito picante extra a la pizza :)

También os dejo otras ideas de pizzas que ya hicimos anteriormente como esta pizza  casera rectangular sin lactosa y esta pizza barbacoa sin lactosa.

Además de la videoreceta, como siempre, aquí os dejo la receta paso a paso en versión imprimible para añadir a vuestra colección. Arrivederci amici lactosillos!!