Flan de huevo sin lactosa
Un delicioso y tradicional flan de huevo casero sin lactosa
Categoría: postres sin lactosa
Autor: Orielo's Kitchen
Ingredientes
Flan de huevo sin lactosa
  • 750 ml. leche entera sin lactosa
  • 5 huevos grandes
  • 10 cucharadas de azúcar
  • piel de medio limón
  • canela en rama
  • un chorrito de brandy (opcional)
Caramelo líquido
  • 150 gr. azúcar
  • 50 ml. agua
  • unas gotas de limón
Elaboración
Caramelo líquido
  1. Ponemos el azúcar, el agua y el zumo de limón en una sartén y dejamos que se vaya derritiendo el azúcar a fuego medio sin tocarlo ni removerlo. Cuando cambie de color, comenzamos a remover hasta que coja un color ámbar.

  2. Retiramos del fuego antes de que oscurezca demasiado para que no se queme y de un sabor amargo. Servimos en la flanera o flaneras, cubriendo toda la base, con cuidado de no quemarnos con el caramelo caliente.

  3. Flan de huevo casero

  4. Primero vamos a aromatizar la leche, calentándola con una ramita de canela y la piel de medio limón, hasta que de el primer hervor. Entonces retiramos del fuego y dejamos infusionando la canela y el limón con la leche hasta que se vuelva a enfriar a temperatura ambiente. Opcionalmente podemos añadirle un chorreoncito de brandy, para darle un punto especial.

  5. Mientras añadimos los 5 huevos con unas diez cucharadas aproximadamente de azúcar y batimos bien hasta conseguir una mezcla espumosa.

  6. Cuando la leche ya haya entibiado, la incorporamos a los huevos colándola con un colador. Mezclamos bien para incorporar todos los ingredientes.

  7. Llenamos las flaneras con esta mezcla y las tapamos con papel de aluminio.

  8. Precalentamos el horno a 200ºC y calentamos agua. Los flanes los vamos a cocinar al baño maría, colocando las flaneras en una fuente a la que añadiremos el agua caliente del cazo. Metemos la fuente al horno y dejamos los flanes horneándose entre 40 y 60 minutos (depende del tamaño y del horno) cubiertos con papel de aluminio.

  9. Cuando queden diez minutos retiramos el papel de alumino de las flaneras y continuamos horneando hasta que los flanes estén bien cuajados. Lo comprobamos con la hoja de una navaja, introduciéndolo y el flan, y si sale limpia es que el flan ya estará listo.

  10. Los dejamos enfriar totalmente antes de meter en la nevera. Lo consumiremos al menos 24 horas después para que los sabores se hayan asentado bien (cuanto más tiempo más ricos estarán)

  11. A la hora de consumir sólo tenemos que desmoldar las flaneras, poniéndolas en agua tibia unos segundos.

Mis notas

Podemos aromatizar la leche como queramos (vainilla, piel de limón o naranja, canela, licor...)