Pastel de berenjenas, york y queso mozzarella
Categoría: Entrantes
Cocina: Italiana
Raciones: 2
Autor: Orielo's Kitchen
Ingredientes
  • 1 berenjena
  • pan rallado con ajo y perejil
  • 2 huevos
  • mozzarella sin lactosa
  • jamón de york
  • 500 gr. tomate triturado
  • 1 diente de ajo
  • albahaca fresca
  • orégano fresco
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra molida y sal
Elaboración
Salsa de tomate frito casera
  1. En una sartén o cazo ponemos una cucharada de aceite de oliva a calentar y sofreímos a fuego bajito el diente de ajo muy finamente picado durante un minuto o hasta que empiece a dorarse.

  2. Cuando el ajo empiece a dorarse añadimos el tomate triturado y la albahaca y el orégano frescos picados.

  3. También añadimos sal, pimienta negra y una cucharadita de azúcar para reducir la acidez.

  4. 4. Dejamos sofriendo a fuego medio-bajo la salsa de tomate unos 40 minutos o hasta que reduzca, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

Pastel de berenjena
  1. Cortamos la berenjena en rodajas redondas (opcionalmente podemos sumergirlas en agua 30 minutos para quitarles el amargor)

  2. Pasamos las rodajas por huevo batido y pan rallado, escurriendo el exceso de ambos.

  3. Freímos la berenjena en una sartén con abundante aceite de oliva caliente sin dejar que se doren demasiado.

  4. Las dejamos escurriendo en papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

  5. En una fuente apta para horno y microondas ponemos una primera capa de berenjenas hasta cubrir todo el fondo.

  6. Después ponemos otra capa de queso mozzarella sin lactosa cortado en rodajas finas, hasta cubrir toda la capa.

  7. Añadimos una capa de jamón cocido o jamón de york.

  8. Cubrimos con salsa de tomate casera y añadimos un poco de huevo batido por encima.

  9. Vamos alternando tantas capas como nos quepan en la fuente.

  10. Por último acabamos con más huevo batido (intentando que penetre por todo el pastel), unas cuantas rodajas de mozzarella sin lactosa y un poco de pan rallado por encima.

  11. Horneamos al microondas durante 10 minutos a máxima potencia hasta que se cuaje el huevo y el queso se gratine.