martes, 8 de enero de 2013

Pizza Michelangelo sin lactosa (de atún, champiñones, york y bacon) con masa casera




No digais que no echáis de menos la pizza. Cuando me dijeron que era intolerante a la lactosa hace ya casi tres años, pensé que nunca volvería a comerlas, y a veces moría por comer una pizza.

Pero devorar una esponjosa y deliciosa pizza casera sin lactosa ahora es posible.

La primera pizza que yo probé en mi vida se llamaba "Pizza Michelangelo". Era una pizza de atún, champiñones, york y bacon. Recuerdo exáctamente cuándo fue. Yo era pequeño (aunque no demasiado, porque en mi pueblo no había llegado todavía la pizza jeje), y estaba veraneando en casa de mis tíos en la playa. Llamaron por teléfono y trajeron un par de cajas cuadradas y planitas, grandes y grasientas. Ese fue el día en que la pizza y yo nos conocimos y desde entonces la he amado en todas sus versiones (aunque claro, uno se tiene que recortar por el tema de la línea, ejem, ejem...)


 



En este video aprederemos a hacer nuestra propia masa casera para pizza tal y como me han enseñado en la Escuela de Hostelería, y además, aprenderemos un truquito para darle esa textura tan característica que tienen las masas de Telepizza y similares.


Lo característico de la  masa es que vamos a combinar un 80% de harina de fuerza con un 20% de harina floja o de repostería. Suele indicar si es de fuerza o de repostería en el envase, pero si no lo pone, podéis averiguarlo leyendo los ingredientes: es harina de fuerza si el contenido en proteinas es del 12% (12 gr. por cada 100 gr. de producto) o mayor, y es harina floja si tiene alrededor de un 8%.

Aquí os dejo también la receta en versión imprimible de la pizza sin lactosa y espero que la disfruteis tanto como yo.








Ingredientes

Masa de pizza casera:

-
320 gr. de harina de fuerza
-  80 gr. de harina floja
-  200 ml. de agua
-  50 ml. de aceite de oliva
-  20 gr. de levadura fresca
-  10 gr. de sal
-  Pan rallado

Cobertura de la pizza:

- 500 gr. de tomate triturado
- 3 latas de atún
- Jamón york o de pavo sin lactosa
- Bacon sin lactosa
- Champiñones
- Queso en lonchas sin lactosa
- Queso rallado sin lactosa
- Orégano
- Aceite de oliva y sal


Preparación

Masa de pizza casera


En un bol vertimos 200 ml. de agua tibia (la calentamos un poco al microondas). En ella disolvemos los 20 gr. de levadura fresca. También incorporamos los 50 ml. de aceite de oliva (mejor si ha macerado con ajos dentro de la botella). Añadimos 320 gr. de harina de fuerza, los 80 gr. de harina floja o de repostería, unos 10 gr. de sal (una cucharadita rasa) y lo mezclamos todo muy bien. Llegará un momento que tendremos que amasar con las manos sobre la encimera, en la que habremos esparcido algo de harina. Si necesitamos añadir un poco más de harina a la masa lo haremos hasta que la masa no se pegue en las manos. Amasamos muy bien durante cinco o diez minutos para que el gluten de la harina salga y la masa quede esponjosa. Hacemos una bola con la masa y la dejamos un bol, tapada con un paño humedecido, y la dejamos fermentando durante al menos una hora, en una habitación cálida que esté aproximadamente a 25ºC para que la masa leve correctamente.
Cuando la  masa haya crecido el doble de su tamaño original, la estiramos con un rodillo en la encimera, donde habremos esparcido algo de harina. Le daremos una forma rectangular que ocupe toda la bandeja del horno.  Podemos espolvorear algo de pan rallado sobre la masa para darle una textura parecida a las pizzerías tradicionales.
Una vez colocada la masa sobre la bandeja, forrada con papel vegetal, añadimos unas gotas más de aceite de oliva y la seguimos dejando fermentar mientras preparamos los ingredientes.

 Pizza Michelangelo sin lactosa


Sofreímos los 500 gr. de tomate triturado en una sartén con algo de aceite de oliva, pimienta negra molida, sal y una pizca de azúcar para corregir la acidez del tomate. Condimentamos con las hierbas aromáticas que más nos gusten (orégano, albahaca, etc.) y lo tenemos a fuego medio unos 10 o 15 minutos hasta que esté espesa la salsa de tomate.
Cortamos el jamón york en cubitos, el bacon en cuadraditos y laminamos los champiñones. Vertemos el tomate frito en la masa de la pizza y espolvoreamos bastante orégano. También cubrimos la base de queso en lonchas sin lactosa. Después añadimos el atún en miguitas, el jamón york o de pavo sin lactosa, el bacon y los champiñones laminados bien distribuidos por toda la pizza. Por último espolvoreamos queso rallado al gusto y más orégano.
Habremos precalentado el horno a 200ºC y metemos la bandeja con la pizza durante 20 minutos. Y cuando le queden unos 5 minutos le pondremos calor sólo por debajo para que la base quede bien tostada, o bien ponemos la bandeja en una zona más baja.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...